justicia gratuita

Sobre la justicia gratuita

El proyecto de Ley de Justicia Gratuita ha despertado un debate que afecta de lleno a nuestro colectivo y en el que han participado, y lo siguen haciendo, no sólo abogados y otros operadores jurídicos, sino también personas a priori ajenas al universo judicial, conscientes como son de que el asunto les atañe como ciudadanos.

El debate, eso sí, se está llevando a cabo lejos de los despachos donde se toman las decisiones, porque este Gobierno parece estar empeñado en legislar a golpe de decreto, sin escuchar las aportaciones de los afectados. La única manera de meter baza parece ser, pues, hacer mucho ruido y confiar en que les lleguen al menos los rumores del descontento.

Aprovechando la celebración del Día de la Justicia Gratuita y del Turno de Oficio el pasado 12 de julio, los abogados de todo el país se han mostrado en contra de esta Ley, por limitar el acceso a la justicia a los ciudadanos con menos recursos. En palabras  del Consejo General de la Abogacía Española, el nuevo proyecto “burocratiza en exceso el servicio generando costes innecesarios y anticompetitivos, no respeta la labor de los abogados ni de los Colegios, supone mayores dificultades en los ciudadanos para acceder a la Justicia y afectará gravemente a algunas garantías constitucionales”.

Resulta esperpéntico que con un servicio de Justicia Gratuita magnífico, de los mejores de Europa, se proponga una reforma que da varios pasos atrás en referencia a la anterior norma. Un proyecto que se aprueba no sólo en contra de los ciudadanos, sino a espaldas de los abogados, con los que no se ha contado para su elaboración.

Uno de los puntos más controvertidos del texto es el que se refiere a la regulación del Turno de Oficio. Con el nuevo proyecto de Ley cualquier letrado de cualquier Colegio podrá darse de alta en el turno de oficio independientemente de cuál sea su domicilio profesional y su Colegio de adscripción. Pero se le exige asimismo que se persone en la instancia judicial que corresponda sin demora injustificada, dentro del plazo máximo de tres horas desde la recepción del encargo. Un abogado residente en Canarias y adscrito al turno de oficio en el Colegio de Cádiz difícilmente cumplirá dicho plazo, sea cuales sean las circunstancias.

Por otra parte, el nuevo texto incrementa aún más si cabe la burocracia, al mantener la duplicidad en la tramitación de expedientes y vincula el acceso a la justicia gratuita a la Ley de Tasas, vulnerando así un derecho constitucional de todos los ciudadanos. Asimismo, al extender el derecho a Justicia Gratuita a determinados colectivos y empresas al margen de sus recursos económicos, el proyecto de Ley no hace más que perjudicar el criterio de igualdad de los ciudadanos, al tiempo que cuestiona de forma importante la propia viabilidad económica del servicio a corto plazo. (La inversión en Justicia Gratuita se ha reducido en más de 43 millones de euros en los cuatro últimos años. Esta rebaja ha sido fundamentalmente a costa de recortar año tras año las indemnizaciones que perciben los abogados adscritos al Turno de Oficio).

El análisis jurídico del Consejo General concluye que “el proyecto de Ley es insuficiente porque no resuelve determinados problemas de la actual regulación como no incluir el Servicio de Orientación Jurídica Penitenciaria para las personas privadas de libertad, la preceptiva intervención del abogado siempre y desde el primer momento en favor de la mujer víctima de violencia de género o la no inclusión en el anteproyecto de la vía administrativa previa”.

En definitiva, parece que todas las partes estamos de acuerdo en que la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita necesita una reforma para adecuarla a nuestra realidad socioeconómica, pero el texto propuesto por el Gobierno, al que cabe añadir la Ley de Tasas Judiciales, los anteproyectos de Ley de Servicios y Colegios Profesionales y el de Seguridad Ciudadana no hacen otra cosa que dificultar aún más el acceso de los ciudadanos a la tutela judicial efectiva y un recorte de sus derechos fundamentales.

Imagen: 123rf

 

Y tú ¿qué opinas sobre la modificación de la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita? Déjanos tus comentarios en el formulario que encontrarás a continuación. Si te ha gustado esta entrada, no dudes en compartirla en redes sociales o vía email usando estos iconos.

 

2 comentarios en “Sobre la justicia gratuita

  1. Cervejeiro Mestre

    Como Gelar A Cervejaa Rápido

    Prestem atenção nessa pista, porque eu testei
    ela num churrasco esse termo de semana, e fiquei bastante feliz! Aliás,um reconhecimento especial ao Guia
    ( @filhodopadeiro ) do Tudo Sobre Facebook , que me
    passou esse conhecimento milenar!

    A medida de todo um desses ingredientes dependerá da quantidade de cervsja qque
    se pretende gelar. Porém usualmente, seria um saco de gelo, um litro de água,
    um l de álcool e também meio quilo de sal.
    Depois de colocar todos os ingredientes nnum recipiente, basta acomodar as
    latas/garrafas de cerveja e aguardar por volta de 3 minutos.
    Você poderá proporcionalizar essas meddas conforme a
    quantidade de cerveja quue pretende gelar.

    sal se dissolve facilmente naa água e também reduz seu mancha
    de frigoríficação. Pura, a chuva congela sobre
    0 ºC. Já a chuva com sal precisa dee uma temperatura menor, que pode chegar
    a dezenas de graus menos zero. Quando sal é colocado no gelo, parte dos cubos derretem, roubando” calor durante
    a troca dee estado físico e também esfriando a miustura como um todo.
    Além disso, sall dissolvido provoca uma reação endotérmica,isto é, reduz
    mas a temperatura da mistura. álcool tem um papel semelhante:
    derrete gelo roubando” calor e diminui ainda mas marca
    dee frigoríficação. É usado porque enquanto a temperatura
    permanecer menos -9 ºC, sal perde um pouco do efeito, mas álcool não.

    De olho no relógio: alumínio é bom condutor de calor, e 3 minutos são
    suficientes para as latinhas mergulhadas encontrem estabilidade térmico.
    Como a temperatura fica aquém zero, em seguida poucos minutos, a
    bebida vaai estar tão gelada que não vai conceder
    para sentir sabor e periga enregelar. Deixe papel toalhaa haurir muito a chuva, e
    logo depois, leve as cervejas parta geladeira. A chuva noo papel vai gelificar velozmente, formando
    uuma estrato de gelo que esfria a bebida.

    Informação: tomem zelo, pois depenjdendo do freezer a cerveja ode gellar numa
    rapidez absurda, deixand sua cerveja congelada, que não
    é legal. Mini Refrigerados USB Mais uum gadget alcoólico
    para você não perder a maré dde tomar uma cervejinha geladésima no recreio doo seu trabalho.

    Há nem tiinha visto… a do nitrogênio é
    a melhor (moleza de descobrir) hahahahahha excelente.
    adicionei aos favoritos…. E que pergunta acolá em cima do Leandro.
    Não funciona com outras bebidass não, só cerveja que gela,
    as outras se colocar esquenta!

    Responder

Responder a Cervejeiro Mestre Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.